Una errata de 2 kilómetros de larga

Una errata de 2 kilómetros de larga

La idea de urbanizar el espacio comprendido entre el casco histórico de Fuencarral y las vías de Renfe lleva dando que hablar desde hace muchos años. Es la “Operación Chamartín” o “Nuevo Norte” de la que hay proyectos desde la última década del siglo XX. Hubo una tentativa anterior, de menor calado, que incluso figura en algunos mapas aunque no se ha llegado a construir.

Por los años en que la alcaldía de la capital estaba a cargo del Sr. Tierno Galván se empezó a redactar los planos de una avenida, a modo de variante de la calle de Nuestra Señora de Valverde (que, como es sabido, no es sino el trazado primigenio de la carretera de Francia por Irún, luego cambiado de lugar varias veces). La calle habría tenido por objeto descongestionar el tráfico rodado de la antigua vía principal de Fuencarral, y hubiese permitido dejar Nuestra Señora de Valverde como vía meramente local o peatonalizar alguno de sus tramos si se hubiese querido.Carretera Alcobendas S3 resaltado en amarillo el trazado que no existePlanos más detallados aparecieron ya en algunos folletos de la década posterior, siendo alcalde el sr. Álvarez del Manzano. En 1995 se hablaba de dar a esta calle el nombre de Salas de los Infantes, como refleja el diario ABC del 28 de enero de aquel año (pág. 59). Salas es una población situada en la provincia de Burgos. Las obras no llegaron a iniciarse, por los perjuicios paisajísticos que podría causar el nuevo trazado a la ermita histórica de San Roque, y probablemente por la incertidumbre posterior que ha habido con el tema de la Operación Chamartín, que ha sufrido varios intentos de inicio y postergaciones una y otra vez. La Avenida de Salas de los Infantes, de haberse hecho, habría supuesto una mezcla entre el Camino Alto del Olivar y la antigua explanación de los tranvías y ferrocarriles secundarios que bordeaban Fuencarral por el este camino de Colmenar Viejo.

Tan inminente se creía su construcción que llegó a aparecer en algunos mapas y callejeros como “Carretera de Alcobendas (en proyecto)” o incluso como “Carretera de Alcobendas” a secas, errata que se ha prolongado hasta tal extremo que en los planos de transporte público de Madrid que aparecen en la “serie 3” de la Comunidad Autónoma (los que se colocan, por ejemplo, en las marquesinas de las paradas de la EMT) tenemos la Carretera de Alcobendas ahí plantada como si viniera de algún accidente espacio-temporal o de un universo paralelo. La realidad es que solo existe la esquina al sur del todo, en el entronque con la Avenida del Llano Castellano, en un trozo procedente del antiguo camino del Olivar en el que por ejemplo, el edificio conocido popularmente como “El Barco” se halla construido de manera que facilitara la prolongación del Paseo de la Castellana por la futura Salas de los Infantes. La operación Chamartín de nuestros días ya no es propiamente una prolongación de la Castellana, sino más bien una prolongación de la calle de Agustín de Foxá, y la trama urbana proyectada para edificarse en los próximos años en esos lugares difiere bastante de las ideas de los años 80 y 90.

Últimas entradas de Juan Pedro Esteve García (ver todo)

Juan Pedro Esteve García

Nacido en 1975 en el mundo 1.0. y orgulloso de tal condición, la educación sentimental de este gato es un batiburrillo en el que caben George Lucas, Luz Casal, la Sveriges Radio de onda corta y los trenes de cercanías de la sierra (cuando eran azules). Mira al pasado sin excesiva nostalgia, pero ve el futuro con bastante escepticismo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.