M-201: La carretera que puso Coslada a tiro de piedra de Madrid

M-201: La carretera que puso Coslada a tiro de piedra de Madrid

Coslada es un ejemplo de municipio de crecimiento poblacional desmesurado. Al contrario que otras poblaciones de la periferia, no quedó de su casco antiguo poco más de algunas pocas casas. A pesar de su tamaño y de su actividad industrial y logística, careció de un acceso adecuado a Madrid-capital hasta hace relativamente pocos años.

Coslada tuvo en el pasado algunos caminos de tierra que la comunicaban con Madrid o con pueblos que fueron anexionados a Madrid a mediados del siglo XX. Uno de ellos salía, por ejemplo, de la Carretera de Vicálvaro (avenida actual de Daroca) pasado el cementerio de la Almudena. Era el denominado Camino de los Toros o de Coslada.

Escudo de Coslada
Escudo de Coslada
Fuente: CAM.

Pero para el tráfico motorizado, la comunicación de Madrid con Coslada fue problemática y obligaba a dar importantes rodeos. Se podía ir por la Nacional II hasta las cercanías del Puente de Viveros, o de San Fernando, para bajar a Coslada desde allí hacia el sur, o bien salir de Madrid por la carretera de Vicálvaro y utilizar la carretera de Vicálvaro a Coslada. Se echaba de menos una ruta directa, máxime cuando se empezó a urbanizar al este de Madrid el gran barrio de San Blas.

A finales de la década de 1960 se produce un acontecimiento que marca profundamente la historia de Coslada, cual es el enorme movimiento de tierras para la Estación de Clasificación de Mercancías de Renfe, que ocupa muchos metros cuadrados de municipio y de la que surge una carretera, la de Vicálvaro a la Estación de O´Donnell, que bordea las instalaciones de Renfe por el oeste. Es una carretera surgida seguramente del gran movimiento de camiones y excavadoras para las obras del complejo ferroviario, y no soluciona la movilidad este-oeste sino la norte-sur, aunque permitió una mejora provisional del acceso a Coslada, al permitir un viaje a Madrid algo más corto, por medio de un ramal que conectaba la estación de O´Donnell con el polígono industrial de Las Mercedes y la calle de Campezo. Era una alternativa muy precaria, y el paso bajo las vías del tren muy angosto al llegar a Las Mercedes.

La estación de Clasificación fue inaugurada en 1972 y contaba en origen con un paso inferior -éste más grande- para unir bajo las vías del tren la carretera de Vicálvaro a Coslada con la de Vicálvaro a la Estación de O´Donnell. Con ello se daba continuidad al antiguo camino de Los Toros y se facilitaría la comunicación de Coslada con un pequeño núcleo de casas y explotaciones de canteras en el paraje que se conoce como los cerros de San Cristóbal y del Pozo de la Nieve.

Con motivo de la construcción de la autopista de circunvalación M-40 a finales de la década de 1980 se decide construir una carretera que solucione de una vez el acceso en automóvil de Madrid a Coslada. Partirá de la Avenida de Arcentales en su cruce con la C-602 de Vicálvaro a Canillejas, y desde allí se creará una nueva plaza, la de Grecia, en las inmediaciones de la estación de Metro de Las Musas, para continuar hasta la M-40 y, sobrepasada ésta a nivel superior, reutilizar parte de la antigua senda de los Toros para llegar a Coslada por el paso inferior que se había hecho a principios de la década de 1970 bajo las vías de la Clasificación de Renfe.

Nudo M40 1991
Vista del nudo de enlace de la carretera de Coslada en 1991, cuando el tramo interurbano funcionaba con una sola calzada.
Fuente: Comunidad de Madrid.

La carretera fue inaugurada el 20 de mayo de 1991 y puesta en funcionamiento poco después. Contaba con doble calzada desde el inicio al nudo de enlace con la circunvalación M-40, y con simple calzada desde allí hasta Coslada, aunque ya entonces había previsión de espacio para facilitar una futurible conversión en carretera de doble plataforma. Se le asignó el número M-201 entre las gestionadas por la Comunidad Autónoma de Madrid y facilitaba además el paso entre Coslada y su nuevo cementerio, ubicado al noroeste por la ruta hacia Las Mercedes.

En el año 2005 fue finalizada la obra de duplicación, para la que fue necesario hincar unos cajones de hormigón al paso bajo las vías de tren de la Clasificación. La segunda calzada se hizo con vistas a las necesidades de Coslada y también de los sucesivos proyectos de celebrar los Juegos Olímpicos en Madrid, para los que estuvieron previstas varias instalaciones en el lugar, hoy uno de los pocos de las cercanías de la capital de España que se encuentran vírgenes sin edificación alguna.

Nudo M40 2020
Vista del nudo de enlace de la carretera de Coslada en la actualidad.
Fuente: Comunidad de Madrid.

Desde 2007, por el subsuelo de la carretera discurren, además, dos túneles de la línea 7 del Metro, uno por cada sentido de la circulación. Desde 2017 la ruta 201 es uno de los accesos al Estadio Wanda Metropolitano, surgido de la reconstrucción del primitivo de atletismo de “La Peineta”.

Juan Pedro Esteve García

Nacido en 1975 en el mundo 1.0. y orgulloso de tal condición, la educación sentimental de este gato es un batiburrillo en el que caben George Lucas, Luz Casal, la Sveriges Radio de onda corta y los trenes de cercanías de la sierra (cuando eran azules). Mira al pasado sin excesiva nostalgia, pero ve el futuro con bastante escepticismo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.