La Cerca de Felipe II

Restauración de la Cerca de Felipe II

Es el exiguo tramo que se conserva milagrosamente en la calle de Bailén, en concreto en línea próxima a la perpendicular de la fachada trasera del antiguo Palacio del Marqués de Grimaldi, edificado entre 1776 y 1782 en estilo neoclásico bajo los planos de Francisco Sabatini, y actualmente ocupado por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. Si buscamos el acceso de vehículos a la ampliación del edifcio del Senado- cuya construcción precisamente facilitó el descubrimiento de la cerca-, lo encontraremos inmediatamente, protegida tras una verja, y junto a la moderna garita de vigilancia y control de acceso de la referida sede parlamentaria.

Esta modesta tapia, edificada en mampostería de sílex trabada con argamasa, y que presenta reparaciones efectuadas en ladrillo, se ha afirmado que formaba parte de la gran «cerca» edificada entre 1566 y 1598 bajo el reinado de Felipe II. No obstante, desconocemos si existen estudios técnicos que confirmen esta atribución; otros investigadores la relacionan más bien con la «cerca del Arrabal», edificada a partir de 1454 bajo el reinado de Enrique IV. Aunque parece que el debate sigue abierto, hace algo más de tres años, y en una inciativa meritoria, el Ayuntamiento colocó una placa romboidal gualda que identificaba estos modestos pero interesantes restos arquitectónicos como la barrera fiscal, que ya no defensiva, levantada por el rey prudente en esa segunda mitad del siglo XVI.

La Cerca de Felipe II
La Cerca de Felipe II
La Cerca de Felipe II
La Cerca de Felipe II

Desde que este exiguo tramo, de apenas cinco metros de longitud, por unos 3,5 m. de altura, fue «puesto en valor» en 1992, tras la finalización e inauguración del nuevo hemiciclo del Senado. No obstante, años de desatención, ocasionaron que este lienzo fuera deteriorándose de manera evidente, desprendiéndose algunos de los mampuestos y aarenizándose la argamasa que los traba. La imagen captada el pasado 29 de junio evidencia que se ha decidido poner punto y final a la progresiva decadencia de esta construcción. La primera foto muestra la torre-plataforma de obra, y la lona gris que cubre la verja. Asimismo, la pared de la fachada trasera del Palacio de Grimaldi, chapada en granito, se muestra vacia, al haber sido retirada la placa «memoria de Madrid», que identificaba el lienzo, como podemos apreciar en la segunda fotografía. Las obras de restauración se han llevado a cabo con bastante celeridad. La tercera foto, captada el viernes 19 de julio, muestra el muro recién remozado, recibiendo la bonita luz del sol en el atarceder madrileño. Sin embargo, nos soprende comprobar que la placa romboidal identificativa del lienzo de cerca de Felipe II, no ha sido aún repuesta, como podemos apreciar en la cuarta foto. ¿Hubo que retirarla porque suponía un estorbo durante la realización de los trabajos? O quizá, ¿se habrá constatado un origen histórico distinto de este muro y en consecuencia se estará preparando una nueva placa? Posiblemente, en estos días inmediatos salgamos de dudas.

Fotografías por Julio Real

Julio Real González

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Miguel

    Realmente me he quedado maravillado y ha despertado mi interés ….leeré más artículos de este tipo….b
    No todo es El Marca…

    1. Julio Real

      Muchas gracias, Miguel. Nuestra ciudad encierra tantos tesoros apenas conocidos que nos alegra contribuir a su conocimiento y divulgación.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.