Oportunidad arqueólogica desaprovechada.

En el contexto general de las obras de urbanización que se vienen efectuando durante los últimos meses, destacan las que se encuentran en fase de ejecución en el Distrito Centro, y, en concreto, en el eje de las calles de la Magdalena (pendientes de inicio), Duque de Alba (prácticamente concluidas), de San Millán (apenas iniciadas), Plaza de la Cebada en su sector septentrional (recién comenzadas), Puerta de Moros (en avanzado estado de ejecución) y Carrera de San Francisco (finalizadas). Dentro del ámbito de obras de Puerta de Moros, nos ha llamado la atención la extraordinaria celeridad con la que se han efectuado los trabajos de repavimentación en la Plaza del Humilladero.

En apenas dos semanas se ha «raspado» el asfalto que cubría su calzada y áreas de estacionamiento de automóviles, se ha respetado el pavimento de adoquinado previamente existente, y cubriéndose por un nuevo adoquinado de hormigón prensado. ¡Ha sido visto y no visto! A la vista de que el ritmo de trabajos similares impulsados por el Ayuntamiento de esta Villa, en toda la zona llevan un ritmo mucho más pausado por no hablar del retraso que acumulan en su conjunto, debemos felicitar al Consistorio y al Área de Gobierno municipal responsable, por su celereridad en este concreto ámbito. Como aspecto negativo, LA NUEVA OPORTUNIDAD ARQUEOLÓGICA DESAPROVECHADA. De todos es conocido que en esta recoleta plaza se erigió, hasta su demolición en 1548, la Puerta de Moros , que se hallaba integrada en las murallas castellanas edificadas a partir de mediados del siglo XII. Esta zona está comprendida dentro del recinto histórico Villa de Madrid, y en un área de máxima potencialidad arqueológica. Los trabajos efectuados obligarían, según la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, a efectuar catas arqueológicas al ejecutarse trabajos de urbanización como los que se vienen ejecutando, o, al menos el seguimiento arqueológico mientras se ejecutan los trabajos de urbaniación. Y, además, con la circunstancia añadida de hallarse esta plaza a las puertas del Museo de San Isidro, dedicado a a la investigación y exposición de la historia de nuestra ciudad desde los yacimientos paleontológicos del Manzanares, hasta la instalación de la capitadlidad de la Monarquía eHispánica en Madrid, bajo Felipe Ii en 1561. No descartamos que se haya efectuado, al menos, ese seguimiento arqueológico.
No obstante, considero que la plaza bien merece una excavación en extensión, por la más que probable existencia de restos de cimentación de la mentada puerta medieval. Sería una ocasión única de poder determinar defintivamente su estructura, objeto de múltiples debates y, quizá, y si el interés de los restos subsistentes lo justifican, abrir una ventana arqueológica que permita su contemplación.
No obstante, a la vista de los trabajos, prácticamente finalizados, como podemos comprobar en las fotografías adjuntas, podemos dar por descartadas estas actuaciones.

Julio Real González

Funcionario de Justicia. Entre sus pasiones figuran la astronomía, la arquitectura y la historia. Dotado de un verbo fluido e inagotable y una memoria que provoca el pasmo y la admiración de propios y ajenos.
Julio Real González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.