Un chotis de 1850

Schottisch (alemán) ≠ chotis (español). Fuente: falsosamigos.com

No está del todo claro el origen del chotis madrileño. La Real Academia de la Lengua Española indica que su nombre deriva de la palabra alemana Schottisch (escocés). Hay quien apunta, por tanto, que el chotis sería una adaptación de la escocesa, una danza que estuvo muy en boga a comienzos del XIX en los salones centroeuropeos. De hecho, compositores de la talla de Beethoven, Hummel o Schubert compusieron algunas de estas piezas para piano.

Sin embargo, existen notables diferencias entre la escocesa y el chotis. La primera es una contradanza en compás de 2/4 y tiempo vivo, mientras que el chotis tiene un compás 4/4 y su tiempo es mesurado.

Sea cual sea su origen, está extendida la idea de que la primera vez que se bailó el chotis en Madrid fue en el Palacio Real el 3 de noviembre de 1850. Así lo apunta Rosario Mariblanca en su libro “Bailar en Madrid, 1833-1950”. Sin embargo, el dato no es correcto, y habría que adelantar en más de un año su nacimiento, concretamente a septiembre de 1849, como indica Javier Barreiro en su artículo “Los primeros chotis españoles”, publicado en Anales del Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, Madrid, 2010, o más recientemente Eduardo Valero en su libro”Historia de Madrid en pildoritas”, (2018).

En la Biblioteca Nacional de España se encuentra la partitura manuscrita de un chotis de autor anónimo -signatura MP/3829/11-, datada en 1850. Estaríamos, por tanto, ante uno de los primeros chotis compuestos:

Utilizando un programa de edición musical –Noteflight– he creado este fichero mp3 y así poder escuchar cómo suena este chotis.  

 

¡ Y si os atrevéis a marcaroslo sobre un baldosín, enviadnos el vídeo 😉 !

Pablo Jesús Aguilera Concepción
Últimas entradas de Pablo Jesús Aguilera Concepción (ver todo)

2 comentarios en “Un chotis de 1850”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.