Archivo de la categoría: Blog

50 años del viaje del Apolo 11 (III): Cambios de paradigma

A partir de la construcción de Uraniborg la curiosidad del ser humano por lo que ocurría fuera de nuestro mundo fue imparable. En cuatrocientos años se pasó de los primeros “observatorios” y estudios sistemáticos del firmamento a la puesta en órbita del satélite artificial de 1957.

Grabado antiguo que representa a Tycho Brahe trabajando en su observatorio primitivo.
Grabado que muestra a Tycho Brahe y a sus colaboradores trabajando en el observatorio de Uraniborg -literalmente, “el castillo de Urania”, musa de los astrónomos-. El edificio contaba con varias plantas subterráneas, y a pesar de carecer de telescopios con lentes, fue el primer edificio astronómico moderno en el que no solamente se inventariaban estrellas, sino que se anotaban sus posiciones y se llevaba registro por escrito de las observaciones que se iban haciendo con los años, para disponer de una estadística.

Puede resumirse la “prehistoria” de la exploración y navegación espacial, de manera breve, y en líneas muy generales, en las siguientes cinco etapas:

-Los científicos y estudiosos prenewtonianos.
-Desde la publicación de los Principios Matemáticos de Newton a los primeros vehículos para navegar por la atmósfera.
-Desde la construcción del primer globo tripulado a los estudios teóricos de Tsiolkovski.
-Desde la descripción por Tsiolkovski de los cohetes de combustible líquido al estallido de la Segunda Guerra Mundial. Aquí ya entramos en un período de aceleración de la Historia en el que el paso del tiempo se mide más por décadas que por siglos.
-Del vuelo de los cohetes militares V-2 al lanzamiento del primer satélite artificial en 1957.

La construcción del observatorio astronómico de Uraniborg, y su sucesor el de Stjoernerborg, fueron posibles en el siglo XVI gracias al acuerdo de colaboración entre un técnico, el astrónomo danés Tyge Brahe (al que conocemos más por su nombre latinizado de Tycho), y un político, el rey Federico II de Dinamarca. Por entonces, las fronteras de los países nórdicos no eran las actuales, y la isla de Hven, donde se ubicaba el observatorio, pertenece en nuestros días a Suecia y se llama Ven. Hay que destacar un hecho notabilísimo, y es que Uraniborg es anterior a la invención de los telescopios tal como los conocemos a partir de Galileo, pero aun sin disponerse de lentes que aumentaran el cielo, el uso de métodos sistemáticos (y sobre todo, continuados a lo largo del tiempo) permitió un conocimiento de los astros más preciso que el de las generaciones previas.

Sigue leyendo

50 años del viaje del Apolo 11 (II): De técnicos y de políticos.

Aunque el primer satélite artificial de 1957 y el viaje a la Luna de 1969 fueron posibles gracias a los enormes desarrollos tecnológicos de la Segunda Guerra Mundial y de la posguerra, no se puede entender su materialización sin los cambios de mentalidades producidos en el mundo occidental desde el siglo XVI al XX. En estas cuatro centurias se suceden cuatro fases de evolución del pensamiento, a saber: Renacimiento, Revolución Científica, Ilustración y Revolución Industrial. Con ellas, la Humanidad no solamente aprendió a construir máquinas prodigiosas, sino que cambió su propia manera de entender el planeta sobre el que vive y los mundos que lo rodean.

Retrato de Wernher von Braun respondiendo al teléfono.
El técnico (Wernher von Braun)…

Los grandes progresos de la historia terrestre derivan de la capacidad de entendimiento entre los técnicos y los políticos. Cuando las gentes de ciencia desarrollan ideas, pero no cuentan con gobernantes que les hagan gran caso, el progreso se estanca, y los cerebros emigran a otras tierras donde puedan ponerlas en práctica. Cuando los gobernantes comprenden la necesidad de los avances científicos y técnicos, los países avanzan, y se producen escenarios donde se benefician los técnicos, los políticos y la gran mayoría de ciudadanos. Un político es una persona que recibe enormes presiones desde muchos grupos e intereses -no siempre compatibles entre sí- y se le exige que solucione problemas a corto plazo (cuatro u ocho años en la mayoría de naciones civilizadas). Un científico trabaja a veces en proyectos que le ocupan toda su vida, e incluso hay batallas del conocimiento que tardan siglos en ser ganadas, como la lucha contra algunas enfermedades o la determinación exacta de dónde nacía el río Nilo, que fue un quebradero de cabeza para los geógrafos desde la época de los romanos hasta el siglo XIX.

Sigue leyendo

La Gatera de Villa. Índices números 1 a 20

¡Y YA VAN NUEVE AÑOS DE ANDADURA!

Cuando comenzamos este proyecto allá por 2009, el equipo de personas que formamos La Gatera de la Villa no esperábamos, ni por asomo, que fuese a prolongarse casi una década en el futuro. Y eso que ya llevábamos caminadas algunas leguas por estos caminos, pues veníamos del Foro del Viejo Madrid, uno de los espacios de Internet más veteranos sobre la historia de la Villa y Corte, al que debemos mucho de aquellos primeros pasos en el ciberespacio y que a día de hoy sigue también en activo. También buena parte de nosotros había colaborado en la elaboración de una pequeña revista, que se imprimía a tres tintas en papel y que se distribuía por algunos centros culturales, universidades y bibliotecas, para la desaparecida asociación Amigos del Foro Cultural de Madrid. Pronto vimos que se podían aprovechar las posibilidades de las nuevas tecnologías en general, y del formato PDF en particular, para proporcionar a los curiosos -madrileños o forasteros- una revista de mayores dimensiones. Casi todo el mundo disponía ya en su casa de algún ordenador u otro dispositivo donde visualizar textos e ilustraciones en color, y podía recibirlos y verlos aunque viviera a 9000 kilómetros de Madrid, sin que tuviéramos que embarcarnos en los astronómicos costes de imprimir esos contenidos en papel y de distribuirlos por vía postal. Lo que en principio arrancó como una simple propuesta de tertulia de bar fue arraigando en la mente de un grupo de amigos que finalmente nos decidimos a lanzar la primera revista digital sobre Madrid. Tras un paseo por el Retiro y varias “tormentas de ideas” en una cafetería cercana a la Plaza de Santo Domingo, el nombre elegido fue La Gatera de la Villa. Pasado todo este tiempo, la idea del salto al mundo PDF no podemos considerarla de otra manera que no sea como acertada. Aunque la Gatera ha acabado siendo un proyecto transmedia, en el que coexisten dos libros en papel -y no es cuestión de excesivo tiempo que aparezca el tercero- con estas revistas y con una página web, o con algunas apariciones en emisoras de radio, la publicación regular de la edición en PDF nos ha permitido permanecer en contacto con nuestros lectores cada pocos meses, en una época que nos ha traído desafíos y quebrantos infinitos (escasez económica, desidia hacia la cultura, crisis de los propios formatos de publicación) y en la que hemos tenido que lamentar el cierre de iniciativas tan loables como la revista Ilustración de Madrid. Pero también una época en la que no hemos dejado de tener esperanzas de futuro. Por ello acompañamos el número regular de invierno de nuestra revista con este Índice, que cubre de los números 1 al 20 -y que esperamos vaya creciendo con el tiempo- para facilitar al público la navegación por nuestros artículos más antiguos, pensando especialmente en los lectores que nos han ido conociendo en las épocas más recientes.
Atentamente:
El equipo de Redacción.

Sigue leyendo

50 años del viaje del Apolo 11 (I)

Cuerpo estelar Ultima Thule tal como fue fotografiado por la nave no tripulada New Horizons a comienzos de 2019. El sobrevuelo hizo posible comprobar que en realidad, lo que visto desde lejos parecía una especie de cacahuete alargado, no eran sino dos microplanetas que chocaron y se soldaron por los polos. Procedencia: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.
Cuerpo estelar Ultima Thule tal como fue fotografiado por la nave no tripulada New Horizons a comienzos de 2019. El sobrevuelo hizo posible comprobar que en realidad, lo que visto desde lejos parecía una especie de cacahuete alargado, no eran sino dos microplanetas que chocaron y se soldaron por los polos. Procedencia: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute.

Este año 2019 ha tenido un comienzo muy prometedor para la exploración del espacio. Las campanadas de Nochevieja casi coincidieron con el sobrevuelo por una sonda de la NASA del asteroide Ultima Thule, allá en el Cinturón de Kuiper, que resultaron ser dos cuerpos celestes fusionados por sus polos tras colisionar en lo más profundo de la noche de los tiempos. El 3 de enero otra sonda, la Chang’e 4, de nacionalidad china, se posaba en la cara oculta -que no oscura- de la Luna. Buena manera de entrar en el año en el que se cumplirá medio siglo de la hazaña del Apolo 11, en la que Madrid y su provincia tuvieron más participación de lo que muchos creen.

Hace medio siglo la civilización industrial logró alcanzar la cumbre más alta (hasta la fecha) de la especie humana con la llegada de dos de sus integrantes, Armstrong y Aldrin, a la superficie de nuestro satélite natural. Un tercero, Collins, a menudo ignorado por los manuales de Historia al uso, se quedó orbitando alrededor en el módulo de mando. Fue una hazaña de tal calibre que ha dejado empequeñecidos otros muchos logros no baladíes, como las distancias -mucho más largas- que han ido cubriendo las sondas no tripuladas, o el elevado número de personas que se han ido enviando a la órbita terrestre en las últimas décadas a lo largo de los programas de la Lanzadera Espacial, la estación Mir o la actual estación ISS, con los que decenas de hombres y mujeres de ciencia han podido disponer de verdaderos laboratorios y puestos de observación allá en lo alto, con posibilidades y oportunidades impensables aquí abajo.

Sigue leyendo

XI Ruta por los belenes de las iglesias y conventos de Madrid

Belén Real Casa de Correos 2017-18. Fotografía por Mario sánchez Cachero

DÍA: SÁBADO 29 de DICIEMBRE DE 2018.

HORA: 10:30

DURACIÓN: Aproximadamente TRES HORAS.

LUGAR: Calle de Santa Isabel, nº 47 (frente al monasterio del mismo nombre). Metro Atocha (ahora, Estación del Arte).

Sigue leyendo

La Gatera de la Villa nº 33

La Gatera de la Villa nº 33

La Gatera de la Villa nº 33. Portada

Agarrado de la fría mano del solsticio invernal viene un nuevo número de nuestra revista, “La Gatera de la Villa”. Viene al mundo entre mazapanes y turrones, luces de colores y espumillones, todo ello aderezado con la música de los villancicos y las ilusiones de los más pequeños, que esperan ya  impacientes la llegada de los Reyes Magos. No podía faltar, por tanto, el toque navideño en este número, como podéis observar en su portada y en su contraportada, que se ven complementadas con un reportaje sobre el Belén viviente de Valdepiélagos. Fuera ya del ámbito navideño os contamos qué es un luneto y cómo era la Cárcel del Saladero, conocemos el Aeródromo de la Guerra Civil en Talamanca de Jarama, paseamos por la Gran Vía tras las obras de remodelación y hablamos de los centros emisores de onda media. Dentro de nuestras secciones habituales, no podían faltar las Coplas del domingo –con texto de Antonio Casero y genialmente ilustradas por Eduardo Valero-, Cristóbal Coleto nos sorprende en el Fotogato con una preciosa fotografía tomada al amanecer en el Estanque Grande del Retiro, Cristina Sáenz de Maturana nos ilustra sobre la moda del Madrid goyesco, Ana G. Aranda entrevista a Fernando García Calderón por su novela “De lo visible y lo invisible”, publicamos un nuevo relato de Cuentos para el Andén y cerramos contenidos con Cosas que pasan y Publicidad… de hace ya un tiempo. 

Sigue leyendo

Juan Carlos Casas homenajea a “la Ferroviaria”, el equipo de fútbol que habría cumplido ahora su centenario

¿Cuántos equipos de fútbol tiene Madrid? La pregunta encierra varias trampas. Si nos referimos al “viejo Madrid” de antes de la ampliación del término municipal, se nos vienen a la cabeza, a todos, dos equipos, los que casi monopolizan las informaciones de la prensa, la radio y la televisión. Si sumamos los pueblos anexionados, nos sale un tercero, el Rayo. Si nos vamos al Madrid-provincia, tenemos otros dos de cierta importancia, el Getafe y el Leganés. Pero en realidad son muchos más, pues hay infinidad de clubes medianos y pequeños en casi todos los barrios y municipios. E incluso los ha habido que fueron importantes en el pasado, pero a los que se habría tragado el remolino de los tiempos de no ser por la labor de algunos cronistas, como el que hoy nos ocupa.

Juan Carlos Casas Rodríguez es un periodista del barrio de Usera que desde hace décadas se ha especializado en dos temáticas: los ferrocarriles y el deporte. La primera de sus dos pasiones le ha hecho convertirse en uno de los mayores expertos del país sobre la historia de la tracción Diesel, y la segunda la ha ejercido muchos años desde las páginas de Don Balón, para fusionar ahora ambos campos de estudio en el libro La Ferro, un equipo madrileño que también fue campeón (SND Ediciones, Buitrago del Lozoya, 203 páginas). Es la historia de la Agrupación Deportiva Ferroviaria, que aparte de un equipo de fútbol tenía secciones de otros deportes y que fue creada en diciembre de 1918 por personal vinculado a las antiguas compañías ferroviarias, de ahí el nombre. La Ferroviaria nació en el distrito de Chamberí, aunque jugó sus partidos de mayor eco social en un campo aledaño al Paseo de las Delicias. Formó parte de la Segunda División, luego de la Tercera, y luego se fue extinguiendo hacia categorías, campos y sedes cada vez más testimoniales. Probablemente nunca superó la pérdida emocional y material de su campo de las Delicias, sobre el que la nueva compañía ferroviaria estatal, la Renfe, edificó bloques de viviendas para sus empleados, y finalmente, en 2007, desapareció de las competiciones tras 88 años de historia en los que sus jugadores y directivos fueron testigos de infinidad de cambios en la sociedad, en la organización burocrática y federativa del fútbol, en la política, en las costumbres y en el urbanismo de Madrid.

Sigue leyendo

PRETIL-MURALLA DE REBEQUE-FACTOR: ¡NOTICIÓN! APARECE LA MURALLA ÁRABE.

Publicamos aquí las entradas que hemos subido recientemente a nuestro muro de facebook dando noticia del descubrimiento de la muralla árabe en el pretil de Rebeque-Factor.

PRETIL-MURALLA DE REBEQUE-FACTOR: ¡NOTICIÓN! APARECE LA MURALLA ÁRABE.Como ya habéis leído en anteriores mensajes,…

Publiée par Madrid, historia y patrimonio. La Gatera de la Villa sur Jeudi 15 novembre 2018

Pues sí, tal como adelantó ayer La Gatera de la Villa, va apareciendo muralla en los altos de Rebeque. Lo nuevo parece…

Publiée par José M. Castellanos Oñate sur Samedi 17 novembre 2018

MURALLA ÁRABE DEL JARDÍN DE LARRA.Hoy sábado nos hemos podido acercar para obtener algunas fotos diurnas que nos hagan…

Publiée par Madrid, historia y patrimonio. La Gatera de la Villa sur Samedi 17 novembre 2018

Colegio Público Apolo XI, en Peña Grande

Nos vamos acercando, poco a poco, a las conmemoraciones de los cincuenta años del primer viaje tripulado a la superficie de la Luna, que vendrán para el verano que viene, y de las que se ha estrenado, como aperitivo, la película “The First Man” sobre la vida y milagros de Neil Armstrong.

Madrid tuvo más conexiones con aquel hecho histórico de las que se cree la gente, pues la NASA montó tres estaciones de radio para tener contacto permanente con las naves Apolo cualquiera que fuera su posición con respecto a nuestro planeta. Una estaba en Norteamérica, otra en Australia y otra en nuestra Sierra. Una experiencia previa en Canarias, la de Maspalomas, había sido decepcionante debido a la contaminación electromagnética producida por el “boom” turístico, de ahí que se poblaran las montañas del noroeste de Madrid con antenas en Fresnedillas, Robledo de Chavela y Cebreros.

Sigue leyendo